¿Cómo debe aportar a pensión los meses de Emergencia Sanitaria?

 In Publicaciones

Para los períodos de abril y mayo (cuyas cotizaciones deben efectuarse en mayo y junio), los empleadores del sector público y privado y los trabajadores independientes que opten por este alivio, pagarán como aporte el 3% de la cotización al Sistema General de Pensiones.

Esta cotización será pagada así: 75% por el empleador y 25% restante por el trabajador; los trabajadores independientes pagarán el 100%.

Así mismo, el Decreto contempla un mecanismo especial de pago para las pensiones reconocidas bajo la modalidad de retiro programado.

Nuevo régimen de insolvencia

A través de este Decreto el Gobierno Nacional modifica el régimen de insolvencia con el objetivo de mitigar la extensión de los efectos sobre las empresas afectadas por la emergencia sanitaria.

En materia tributaria, las empresas admitidas a un proceso de reorganización empresarial o que hayan celebrado un acuerdo de reorganización y se encuentren ejecutándolo, desde la expedición del decreto y hasta el 21 de diciembre de 2020:

  • No estarán sometidas a la retención o autorretención en la fuente del impuesto sobre la renta. Así mismo, estarán exoneradas de liquidar y pagar el anticipo de renta por el año gravable 2020.
  • Estarán sometidas a retención en la fuente a título de IVA del 50%. Esta retención será practicada por todos los agentes retenedores que adquieren los bienes o servicios de estas empresas.
  • No están obligados a liquidar renta presuntiva por el año gravable 2020.

Las medidas que se prevén son, entre otras:

  • Las solicitudes de acceso a los mecanismos de reorganización serán tramitados de manera expedita y no se realizarán auditorias sobre el contenido o la exactitud de los documentos aportados ni sobre la información financiera.
  • Flexibilización en el pago de pequeñas acreencias laborales y de proveedores.
  • Mecanismos de alivio financiero: capitalización de pasivos, descarga de pasivos y pactos de deuda sostenible.
  • Estímulos a la financiación del deudor durante la negociación de un acuerdo de reorganización.
  • Suspensión por un período de 24 meses de la configuración de la causal de disolución por pérdidas.
  • Ofrecimiento de un acreedor de aportar nuevo capital a su deudor.
  • Acceder a una negociación de emergencia de acuerdos de reorganización que durará, máximo, 3 meses.
  • Procedimientos de recuperación empresarial para posterior validación judicial en las Cámaras de Comercio.
Post Recientes

Comentarios

Contáctenos

Déjenos sus datos y los asesoramos con nuestros servicios

Suscríbete a nuestras publicaciones

Acepto política de privacidad y política de datos